Leptospirosis: la higiene es la mejor prevención

El Área de Zoonosis del Municipio informa que ante un caso de Leptospirosis se recomienda a la población tomar ciertas medidas preventivas:

  • Evitar contacto con los roedores, su orina o excrementos. Se debe fortalecer la higiene en el hogar y combatir roedores en domicilios y alrededores.
  • Aplicar medidas de eliminación como cebos y trampas en los lugares de riesgo, renovándolos periódicamente.
  • Evitar proveer de refugio a roedores manteniendo lugares ordenados y limpios, removiendo escombros, y el pasto corto.
  • Mantener los residuos en recipientes cerrados.
  • Almacenar los alimentos en lugares secos y frescos, dentro de frascos, envases de plástico o latas con tapa alejados del suelo.
  • Proteger a caninos, cerdos, bovinos y equinos. Aunque la vacunación no es obligatoria, se recomienda en zonas donde se han detectado casos. La vacunación de los caninos se debe realizar cada 6 meses.
  • Limpiar, desinfectar y aislar con cercos, los lugares destinados para la crianza del ganado.
  • Evitar tocar animales enfermos o muertos, fetos, placentas u órganos con las manos sin protección.
  • En caso de identificación de animales domésticos infectados separarlos de los demás.
  • En pisos donde es posible la limpieza, realizar la desinfección con lavandina.
  • Los suelos de tierra, sin exposición al sol, inundables o con falta de drenaje adecuado pueden tratarse con cal.
  • Drenar o rellenar terrenos inundados.
  • Los excrementos provenientes de animales domésticos deben ser dispuestos de forma tal de evitar la contaminación del ambiente.

Prevención

  • Evitar la inmersión en aguas estancadas potencialmente contaminadas, sobre todo los niños.
  • Cuando no se disponga de agua potable, clorar o hervir el agua para consumo humano y para lavar utensilios de cocina.
  • Lavarse las manos antes de comer y después del contacto con animales, utilizando agua y jabón.
  • Lavarse o tomar una ducha después de haber estado expuesto a salpicaduras de orina, suelo o agua contaminados.
  • Para la limpieza de superficies contaminadas utilizar lavandina.
  • En caso de inundaciones limpiar y desinfectar los domicilios con agua y lavandina, utilizando botas y guantes. Se debe remover el barro que pudo haber ingresado, antes de volver a habitar los mismos.

¿Qué es la leptospirosis?

Es una enfermedad causada por una bacteria llamada leptospira, que puede estar presente en la orina de ciertos animales como roedores, perros, vacas, cerdos y caballos.

Si es diagnosticada y tratada en forma precoz suele tener una evolución favorable.

 ¿Cómo se transmite?

El contagio se produce por el contacto directo con la orina de un animal infectado, o con agua y/o ambientes contaminados con dicha orina. Dado que la bacteria sobrevive en lugares húmedos y protegidos de la luz, el riesgo de contraerla aumenta si se producen inundaciones o al desarrollar actividades recreativas en ríos, lagos, lagunas, arroyos (como nadar, pescar, acampar, o realizar deportes náuticos).

 ¿Cómo ingresa la bacteria?

Las leptospiras ingresan por la piel lesionada (raspaduras, rasguños, heridas, úlceras), piel intacta macerada o por el contacto con ojos, boca o nariz.

 ¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas más frecuentes son fiebre acompañada de escalofríos, dolor de cabeza, dolor muscular y malestar general. Luego se puede presentar una segunda fase de mayor gravedad.

Si se han realizado actividades o tareas de riesgo, ante la aparición de estos síntomas es necesario consultar a un médico en forma inmediata, dado que esta enfermedad puede resultar mortal.

¿Qué hacer en caso de padecer de algunos de estos síntomas?

Acercarse al centro de salud cercano a su domicilio.

 ¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento incluye antibióticos y tratamiento de los síntomas, y un seguimiento estricto de los pacientes. El tratamiento antibiótico es más efectivo cuando es administrado precozmente.

 ¿Cómo afecta la enfermedad a los animales domésticos?

Los síntomas de leptospirosis en los perros son variados e inespecíficos y pueden incluir fiebre, vómitos, dolor abdominal, diarrea, inapetencia y orina oscura.

Si se confirma la leptospirosis en un animal doméstico o mascota, se debe evitar el contacto directo o indirecto con la orina, sangre y otros tejidos.

 ¿Qué podemos hacer para prevenir la leptospirosis?

  • Evitar la inmersión en aguas estancadas potencialmente contaminadas, y cuidar a los niños para que no jueguen en charcos o barro.
  • Combatir los roedores en domicilios y alrededores.
  • Utilizar guantes y botas de goma para realizar tareas de desratización, desmalezado o limpieza de baldíos.
  • Mantener los patios y terrenos libres de basura, escombros y todo lo que pueda ser refugio de roedores.
  • Es importante usar siempre calzado al caminar sobre tierra húmeda, y botas altas en zonas inundadas o al atravesar aguas estancadas.
  • Usar guantes cuando se realizan tareas de desmalezado y cosecha.
  • En zonas endémicas, vacunar a los perros y a las vacas.

Ante cualquier duda, acercarse al centro de salud más próximo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s